sábado, 15 de agosto de 2009

El tráfico de la carretera del Norte de Gran Canaria será desviado a partir del miércoles entre el enlace de Arucas y la rotonda de Bañaderos

A partir del próximo miércoles, día 12 de agosto, la Consejería de Obras Públicas y Transportes del Gobierno de Canarias, al frente de la cual se encuentra Juan Ramón Hernández, tiene previsto desviar el tráfico en el tramo de la carretera GC-2 comprendido entre el enlace de Arucas y la rotonda de Bañaderos. Este desvío, que se mantendrán hasta el día 27 de este mes, se efectuarán de lunes a jueves de 22:30 a 05:30 horas, y en ambos sentidos de circulación.

Por este motivo, los vehículos que desde el Norte de la isla se dirijan hacia la capital deberán desviarse en la rotonda de Bañaderos en dirección a Arucas por las carreteras GC-330 y GC-20, para volver a incorporarse a la GC-2 en el enlace de Arucas. Por otra parte, los vehículos que desde la capital se dirijan hacia el Norte deberán tomar el desvío situado en el enlace de Arucas y continuar por las carreteras GC-330 y GC-20, para retomar de nuevo la GC-2 en la rotonda de Bañaderos.

La Dirección General de Infraestructura Viaria ruega máxima prudencia a los automovilistas mientras se mantengan los desvíos, al tiempo que les pide que, a ser posible, programen sus desplazamientos nocturnos teniendo en cuenta esta eventualidad.

Estos desvíos son necesarios para poder efectuar la demolición de la antigua estructura situada en el enlace de Arucas y realizar las nuevas conexiones. Obras Públicas ha construido una nueva estructura en este punto de la carretera del Norte para sustituir a la antigua, que sólo permitía el paso de tres carriles, en vez de cuatro como la actual. Esta actuación se enmarcan dentro del proyecto de acondicionamiento de la carretera GC-2 en el tramo comprendido entre el enlace Arucas y El Pagador. Las obras, que incluyen entre otras mejoras la construcción de un cuarto carril, está previsto que concluyan antes de finales del presente año.

La nueva estructura construida permitirá, además, que cuando las obras de la IV Fase de la Circunvalación a Las Palmas de Gran Canaria lleguen al enlace no se interfiera el tráfico y puedan construirse sin complicaciones las estructuras proyectadas para conectar la Circunvalación con la GC-2.

No hay comentarios: