jueves, 18 de junio de 2009

GC-2

El Gobierno de Canarias destina 3 millones de euros a mejoras en el tramo de la GC-2 comprendido entre el enlace de Arucas y El Pagador

Entre las mejoras introducidas destaca la construcción de ramales de acceso y salida desde la GC-2 al Puertillo y la colocación de pantallas acústicas a partir del Paseo de Miramar

El Gobierno de Canarias ha autorizado hoy, a propuesta del consejero de Obras Públicas y Transportes, Juan Ramón Hernández, un gasto de 3.061.493 euros para la ejecución de una serie de obras complementarias al proyecto de acondicionamiento de la carretera GC-2 en el tramo comprendido entre el enlace de Arucas y El Pagador, en la isla de Gran Canaria.

Entre las mejoras introducidas se encuentra la ejecución de ramales de acceso y salida desde la GC-2 al Puertillo para proporcionar a este núcleo, así como al de Bañaderos, un acceso al tronco de la vía sin necesidad de retroceder hasta la rotonda de Bañaderos. También contempla el proyecto la ejecución de una vía de servicio paralela a la GC-2 por el lado mar, que facilite a los automovilistas la salida desde el Puertillo hacia el Norte mediante un acceso directo a la carretera principal, para mejorar la seguridad vial.

Por otra parte, con la finalidad de proteger de ruidos a las edificaciones cercanas al vial se colocarán por el lado mar 150 metros lineales de pantallas acústicas a partir del paso inferior del Paseo de Miramar.

Asimismo, el proyecto incluye la realización de una canalización en la mediana del tronco principal de la vía para la futura instalación de alumbrado público desde el enlace de Arucas hasta la rotonda de Bañaderos. Esta obra se ejecutará de forma paralela al proyecto base para evitar en el futuro la realización de desvíos. También se dotarán de canalizaciones para el alumbrado publico los viales de entrada y salida al Puertillo desde la GC-2, para iluminar las aceras y paradas de guagua, fundamentalmente.

Por otra parte, y dada la importancia de las pendientes y del peralte de la plataforma hacia el interior de la carretera, se dotará al vial de un drenaje longitudinal con tubos de 315 milímetros de diámetro para la recogida de las aguas pluviales, desde el punto kilométrico 0+900 hasta el 1+800.

Por último, se procederá a proteger con malla de coco el talud situado en el tramo paralelo al vial de servicio interior que irá desde el Puertillo hacia el Norte.

En general, los trabajos de acondicionamiento del tramo Arucas-Pagador se encuentran ya bastante avanzados, por lo que la Consejería de Obras Públicas estima que el 'cuarto carril' podría entrar en servicio a finales del presente año.

El presupuesto total de las obras, que se financian íntegramente con fondos propios de la Comunidad Autónoma, supera los 21 millones de euros.