lunes, 12 de noviembre de 2007

Y SEGUIMOS SIN LA PLAZA

Los vecinos de El Trapiche se han mostrado indignados por el retraso de más de tres meses -de momento- en la finalización de las obras de la reforma de la única plaza existente en este barrio aruquense, y por la lentitud con la que se realizan los trabajos. El Ayuntamiento de Arucas ha despejado las protestas y ha justificado que es la empresa contratada por el Cabildo de Gran Canaria para ejecutar los trabajos la responsable de la tardanza, aunque la Corporación haya dirigido y diseñado el proyecto de rehabilitación de este espacio de esparcimiento de los residentes.Día a día sólo se ve a dos operarios trabajando al golpito y todo da a entender que las obras se alargarán en el tiempo causando un gran trastorno para vecinos y transeúntes, que además de sufrir el paso de grandes camiones por la única carretera que hay, ahora observan cómo las obras de su plaza se eternizan, al igual que pasó con el edificio de Usos Múltiples.La Administración insular financia íntegramente la obra a través del Programa de Inversiones e Infraestructuras y Equipos Locales del Cabildo de Gran Canaria (Prinielo) 2006-2007.La reforma estaba previsto que estuviese acabada a finales de septiembre o inicio de octubre. Sin embargo, han pasado más de dos meses de la fecha establecida por las instituciones. Además, numerosos vecinos de El Trapiche están descontentos por el hecho de que el edificio multiusos del barrio está cerrado y no ha empezado a funcionar. Los residentes se quejan de que el edificio, que se creó para el uso y disfrute de todos, fue inaugurado justo antes de la celebración de las pasadas elecciones municipales. Sin embargo, han pasado cinco meses y los residentes y colectivos desconocen a partir de cuándo podrán hacer uso de estas instalaciones.

No hay comentarios: